jueves, 20 de abril de 2017

Y yo, ¿por qué he tenido que ser una gordita?

Hace algunos años que la investigación genética aplicada a la biología se ha centrado mayormente en la reproducción asistida, principalmente con el objetivo de evitar enfermedades de origen genético, estudiando el ADN e intentando prevenir sus cambios y mutaciones.

No son pocas las películas de ciencia-ficción que nos hablan de sociedades de individuos modificados genéticamente para ser perfectos: mentes perfectas en cuerpos perfectos, con un material cromosómico e intachable y a salvo de lo que se llaman "taras". En el mundo del cine, esto es totalmente aceptable, pero ¿lo sería también en el mundo real? Imagino cuántas discusiones éticas podría haber en torno de esto, pero yo quiero hacer hincapié en una cuestión, y sería: ¿qué entendemos exactamente por taras?

Puede que para cualquier científico, eso se refiera a enfermedades genéticas, o tal vez incurables, o malformaciones fetales, o accidentes que quiebren nuestros cuerpos de manera irreparable. Pero para la gente de a pie, esa que nos encontramos por la calle, o tú y yo sin ir más lejos, puede que sea importante curar su miopía definitivamente, dejar de tener los pies planes, o simplemente acumular kilos sin razón aparente sin que podamos hacer nada para evitarlo.

¿Ser obeso es una tara? ¿Podrían sentirse las gorditas culonas acomplejadas y realmente desear que la biología pudiera arreglar esto? ¿Puede considerarse este problema como un fallo genético, y hacer lo que se pueda por resolverlo? ¿O lo mejor es aceptarse como es cada uno, y dejar de lado la superficialidad y la estética?


Aunque se entiende que lo óptimo sería lo último, no creáis que es tan fácil, o si no realmente las mujeres gordas no tendrían complejo. Y mira que me parece a mí que estamos en un momento donde el imperio de la estética ya no parece plegarse tanto ante la delgadez,y empieza a apreciar las curvas voluptuosas y los cuerpos de mujer contundentes. Las chicas gorditas empiezan a estar de moda, aunque claro, las que tienen un ligero sobrepeso y saben disimularlo: se visten bien, se maquillan bien, y sobre todo tienen un encanto natural difícil de ignorar; es por eso que los hombres se sienten atraídos por ellas, y lo que les da seguridad en sí mismas, con lo cual sí que podrían vivir con ese sobrepeso sin pensar que es una maldición que les ha caído encima.

Pero por supuesto, esto es algo psicológico, y me imagino que aquellas gordas que me estén leyendo y se sientan muy acomplejadas no entenderán nada de lo que digo, y creerán que intento consolarlas con palabras vacías. En el caso de estas mujeres, ¿se podría pedir que la genética las ayudara, cambiando su propia biología? Quizá en unos cuantos de años lo sabremos.

viernes, 24 de marzo de 2017

La estrecha relación de la biología y los videos xxx

La biología, como su propio nombre indica, es el estudio de la vida, de su origen y desarrollo, de su evolución y sus funciones. Parece ser que cada vez nos acercamos más a la explicación de ese origen y principio, pero si nos centramos en la vida humana, no por ser la mejor sino porque es la que nos toca directamente, no podemos negar que comienza y está íntimamente relacionada con la práctica del sexo.

Años de tabúes estúpidos y de oscuridad de mente han hecho que apenas hasta el siglo pasado se haya podido estudiar el tema de la reproducción a nivel científico, lo que por suerte dio lugar a una auténtica revolución sexual. Y es que haríamos bien en recordar que el sexo es el principio de todo, lo que hace que una especie no desaparezca y por el contrario evolucione y se desarrolle, y que por mucho que queramos mirar hacia otro lado nadie puede cambiarlo.


El instinto sexual comienza en la especie humana realmente tarde si pensamos y nos comparamos con otros animales, que alcanzan la madurez sexual mucho antes que nosotros. Sin embargo, a pesar de llegarnos en plena adolescencia, hay muchos que intentan reprimirlo por cultura o convenciones mal entendidas. Se intenta sofocar estas ganas de sexo en la juventud, calificándolas de desvergonzadas e inadecuadas, aún mucho más evidentes en hombres que en mujeres; aunque es en estas últimas, en las jovencitas xxx, en las que se ejerce mayor presión, para evitar que sean "chicas fáciles", caigan en las garras de la lujuria y acaban desatadas con respecto al sexo.

Puede entenderse esta especie de recato impuesto, pues por supuesto a esas edades aún no se es muy consciente de las consecuencias de un embarazo no deseado, ni siquiera de las enfermedades de transmisión sexual que pueden contagiarse; pero creo sinceramente que un buen dialogo con las hijas  y una buena educación sexual (y los hijos, no lo olvidemos), harían mucho más que reprimir esos instintos naturales que a la larga van a salir, y que pueden no saber manejar muy bien.

Claro que para los padres de los jóvenes es muy difícil hablar de sexo con los hijos, eso se puede comprender. Y a estas alturas, con todo un mundo globalizado al alcance de su móvil, un joven puede estar más enterado de las cuestiones sexuales que sus padres, si es que me apuráis. Pero aunque tengan mucha información, el problema es la manera en la que la gestionan, por eso vuelvo a insistir en la necesidad de que alguien de edad madura dirija todo eso; pero ojo, dirigir, no reprimir, como suele ser el caso, usando además excusas arcaicas y de mente estrecha, que poco pueden hacer por una salud sexual satisfactoria.

Y para terminar de enredarlo todo, tenemos el problema de la pornografía, algo que no tiene nada que ver con el natural devenir de la sexualidad en las personas, pero que las afecta sin duda, sobre todo si se tiene al alcance de la mano todo el día (no es que esté a favor de ningún tipo de censura, es sólo una afirmación). La pornografía está hecha para excitar y provocar deseos sexuales en las personas, o más bien incentivar los que ya tenemos, que son más de lo que nos imaginamos. Sin embargo, una juventud tan llena de estímulos a veces pierde la noción de qué le gusta y qué no: si ahora está de moda el porno anal, pues a todo el mundo le da por practicarlo, aunque realmente no le guste a tanta gente. Pero bueno, bien es cierto que esto no tiene ninguna importancia, biológicamente hablando, pues no puede incidir directamente en la reproducción.

Nuestro cuerpo está preparado para ser una perfecta máquina sexual a nivel biológico. Podemos incentivar ese potencia o intentar reprimirlo, pero a la larga siempre aflora; y es por eso que el ser humano aún sigue en este mundo.

jueves, 2 de marzo de 2017

Una empresa al servicio de las personas

Hola amig@s, en Biotechdevelopment nos hemos propuesto ser una empresa útil, cercana, que utilice sus estudios y avances sobre biología para que la calidad de vida de las persona aumente considerablemente. Nos gusta centrarnos en la gente de la calle, que quizá no necesita saber de dónde viene el hombre, pero sí qué remedio natural tomar para ésta o aquella dolencia, o qué efecto secundario le puede causar a su cuerpo alguna actividad en particular.

Se nos ha criticado en el sector por centrarnos en temas tan mundanos, y dejar apartado todo aquello que fue el noble origen de esta ciencia: el estudio de la origen y la evolución de las especies. Nosotros consideramos que ya hay  muchos que se dedican a este estudio, y los respetamos profundamente, pero creemos que las personas, a día de hoy, necesitan algo más de esta ciencia, conocimientos no sólo de dónde venimos, sino además de dónde vamos como especie; y estamos dispuestos a ofrecerlo, siempre en la medida de nuestras posibilidades.

Se ha puesto muy en boga últimamente, a pesar de muchos, el tema de la transexualidad, queriendo enfrentar los atributos biológicos que la naturaleza a otorgado a cada uno dependiendo de su sexo, con la psicología de la mente y el alma, que hace que cada cual sienta que tiene un género u otro, independientemente de su anatomía. Yo no sé quién lleva razón o quién no, ni si realmente se están ofendiendo derechos fundamentales teniendo que prevalecer unos sobre otros; personalmente opino que no estudié ni me dedico a la biología para discutir, sino precisamente para evitar estas discusiones, y saber dejar cada cosa en su sitio respetando la de los demás.

Me gusta mucho más cuando los estudios de biología dan lugar a avances para la creación de la vida. Las técnicas de reproducción asistida son uno de mis estudios favoritos, aunque nosotros como empresa toquemos por supuesto muchos otros campos. La reproducción sí es algo que interesa y preocupa a todo el mundo, en cualquier lugar donde estén, y la biología puede dar respuesta por suerte a todas esas inquietudes; sobre todo teniendo en cuenta que el sexo forma parte de la vida de los humanos no sólo por función biológica, sino también por placer, un factor importante para que a todos nos toque un poco la fibra sensible, jejeje.



Fue en 1802 cuando se acuñó el término "biología", en Francia, por el científico Jean-Baptiste Lamarck; pero casualidades de la vida, en el mismo año también lo usó un naturista alemán, Treviranus. Es curioso que dos mentes estudiosas dieran con el mismo término para denominar una misma cosa, pero así fue, así que para mi esa es la señal de que la biología a todos compete y a todos puede competir.